Real Cake es un concepto creado para promocionar los famosos Pasteles de Nata, una de las especialidades más populares de la repostería portuguesa.

El pastel de nata se originó en Lisboa en el siglo XIX y ahora llega a Madrid para deleitar a los amantes de este dulce.

Tras la revolución liberal de 1820, en 1834, el Monasterio de los Jerónimos fue cerrado. En un intento de subsistencia, los monjes del monasterio pusieron a la venta unos pocos pasteles de nata. En esa época, la zona de Belén estaba lejos de la ciudad de Lisboa y el acceso se realizaba mediante barcos a vapor. La presencia del Monasterio de los Jerónimos y de la Torre de Belén comenzó a atraer a numerosos turistas, que rápidamente se acostumbraron al Pastel de Nata.

Al principio, los pasteles fueron puestos a la venta en una refinería de azúcar situada cerca del monasterio, pero en 1837 fueron inauguradas unas

Inicio Historia Productos Tienda Contactos

instalaciones en un anexo, que más tarde se convertirían en pastelería, "La antigua panadería en Belén".

Según se dice , la receta fue inmediatamente puesta a buen recaudo, y desde entonces es un secreto cerrado a siete llaves. Los chefs pasteleros son los únicos que conocen el secreto, y deben prestar juramento de silencio para salvaguardar esta famosa receta gastronómica. Aún hoy en día, estos chefs pasteleros fabrican artesanalmente estos deliciosos pasteles. En la actualidad, cualquier café o pastelería de Portugal le ofrece Pasteles de Nata, pero el origen está en Belén, se puede decir que los Pasteles de Nata son un símbolo de la cultura y la joya de la repostería portuguesa.

Casi dos siglos después, Real Cake le brinda la oportunidad de saborear este delicioso pastel: llano, con canela y azúcar o de diferentes sabores, nuestra marca de identidad, entre otras especialidades artesanales de la rica pastelería lusitana, como Bolas de Berlín, Bolo de Arroz, Bolo Rei, Broas de Condeixa, Travesseiros de Sintra…